Manifiesto leído en la concentración del 7-05-19

De   mayo 7, 2019

“NO MÁS MUERTES EN EL ESTRECHO. POR UN MAR SOLIDARIO Y ACOGEDOR”

Punto y Seguido

Detrás de cada joven hay un sueño, muchos. Cada vez que nos concentramos para denunciar una muerte, soñamos con que sea la última y la historia se repite, continúa.

Llevamos 30 años viendo cómo el mar se traga los sueños de África. Niños, niñas, jóvenes, hombres, mujeres… Historias, demasiadas historias, demasiadas familias, comunidades destrozadas

Hoy estamos aquí muy a nuestro pesar, porque la historia se repite. Hoy estamos aquí para velar por ti, para denunciar tu muerte. Hoy has sido tú, MBENE, con sólo 23 años. Tu familia en Senegal está destrozada, tus 10 hermanos y hermanas, todos y todas te lloran.

Eres tú, no hay duda, tu pequeño cuerpo ha llegado a Europa. Saliste de Marruecos para trabajar duro un año entero como peluquera, una gran trabajadora y paradójicamente, hace casi una semana, cuando aquí celebrábamos el día del Trabajador y la Trabajadora, en esta misma plaza.

Tú dejaste Marruecos en una zodiac con otras personas, volcasteis y cuatro de vosotros/as desaparecisteis, 2 hombres y 2 mujeres.

Tu cuerpo está aquí, tus hermanos han podido reconocerte, dignificarte y ahora podrán pasar el duelo. Hoy empezabas el mes sagrado de Ramadán, que sepas que en Málaga y en tu pueblo hoy harán una vigilia y orarán por ti.

Las fronteras matan, asesinan y destrozan vidas, familias y comunidades enteras. Las fronteras se han convertido en espacios donde los DD.HH. se vulneran constantemente. Espacios de NO DERECHO, donde el control migratorio prevalece al DERECHO a la MOVILIDAD, al DERECHO a la VIDA.

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el artículo 13 dice: Toda persona tiene derecho circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio y a regresar a su país.

Los DD.HH. son derechos inherentes a todos los seres humanos. ¿Por qué es tan difícil poner en el centro de los DD.HH. a las personas migrantes? ¿Cómo es posible que nos estemos acostumbrando a tanta injusticia y a tanto dolor?.

Durante 2.018, los medios de comunicación pusieron el foco en nuestra frontera sur creando una gran alarma social justificada por el aumento del tránsito de personas, lo que supuso la puesta en marcha de nuevos dispositivos de control. Ocurrieron 2 hechos sin precedentes y que resultan bastante metafóricos, se cumplieron 30 años de la aparición del primer cadáver documentado. Y la llegada a las instituciones españolas de la extrema derecha.

En lo que va de año, 139 personas han muerto en su intento de alcanzar las costas españolas. En todo 2.018, 6.000 personas.

Hoy queremos hacer memoria de todas aquellas personas que no llegaron a gritar ¡BOZA!. Memoria por todas las personas que perdieron su vida en este cruce de fronteras. Memoria por todas las personas desaparecidas, cuyos cuerpos no fueron encontrados. Sus familias, sus comunidades las buscan, las lloran y necesitan saber, buscan la verdad, y necesitan reparación y justicia.

En vida, los gobiernos buscan los mecanismos para que las personas migrantes sean expulsadas y devueltas a sus países de origen. Cuando se trata de sus cuerpos, todo son dificultades para que los cuerpos puedan ser orados por sus familias.

Hoy, una vez más, reclamamos a los gobiernos la puesta en marcha de vías legales y seguras de acceso para evitar que estas personas se vean obligadas a poner en peligro su vida en el mar.

Reclamamos la libertad de movimiento de todos los seres humanos.

Reclamamos el DERECHO a la VIDA por encima del control de los flujos migratorios. Reclamamos la SOLIDARIDAD entre los pueblos y la JUSTICIA SOCIAL.

Reclamamos que el cuerpo de MBENE pueda descansar cerca de su familia. Descanse en paz.

¡BASTA YA!

¡POR UN ESTRECHO DE VIDA Y ESPERANZA!

¡POR UN MAR SOLIDARIO Y ACOGEDOR!

Algeciras a 7 de mayo de 2.019

Ilargi Mayor Alforja

Componente del Colectivo Caminando Fronteras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *